Skip to content

Orígenes del teatro medieval (siglo XIV)

febrero 14, 2008

Códice manuscrito del Auto de los Reyes Magos (s. XII). Fuente: Wikipedia

El Auto de los Reyes Magos

El Auto o Representación de los Reyes Magos es la primera pieza dramática castellana de que se tenga noticia. De autor desconocido, probablemente fue escrito en la segunda mitad del siglo XII por un clérigo de la Orden de San Benito, pues esta clase de drama religioso fue traído a España desde la Abadía de Cluny, por los fundadores del Monasterio de Silos. Este tipo de misterio o auto era muy frecuente por toda la Cristiandad (en Francia se representaba en las iglesias con el nombre de mystères; en Italia se llamaban sacra reppresentazione; en Inglaterra, miracle plays;  y en Alemania, weinachtspiele.

El Auto fue descubierto fortuitamente en 1783, en un códice bíblico manuscrito de la Catedral de Toledo, por Felipe Fernández Vallejo, más tarde Arzobispo de Santiago. Incompleto -sólo se conservan 147 versos de métrica varia-, el título se debe a Ramón Menéndez Pidal, que lo editó en 1900. Su anónimo autor lo escribió en un castellano con fuerte influencia mozárabe. La obra, con ciertos elementos inventados, escenifica el pasaje evangélico con una trama sencilla: los Reyes Magos, siguiendo una misteriosa estrella, se encuentran y discuten la causa de aquel signo. Llegan a la conclusión de que Jesucristo ha nacido y deciden seguir a la estrella para adorarlo:

[Melchor]

¿queredes ir conmigo al criador rogar?
¿auedes lo ueido? io lo uo [aor]ar.

¿Queréis al Creador conmigo ir a rogar?
¿Acaso lo habéis visto? Yo lo voy a adorar

[Gaspar]

nos imos otrosi,
sil podremos falar.
andemos tras el strela, ueremos el logar.

Nosotros también vamos,
querríamoslo hallar.
Sigamos esa estrella, nos guiará al lugar.

¿Cómo distinguir que el Niño Jesús es Dios? Baltasar propone un medio ingenioso de poner a prueba su divinidad:

[Melchor]

¿cumo podremos prouar
si es homne mortal,
o si es rei de terra o si celestrial?

¿Cómo probar podremos
si es un hombre mortal
o si es rey de la tierra, o si lo es celestial?

[Baltasar]

¿queredes bine saber
cumo lo sabremos?
oro, mira i acenso a el ofreceremos:
si fure rei de terra, el oro quera;
si fure omne mortal, la mira tomara;
si rei celestrial, estos dos dexara,
tomara el encenso quel pertenecera.

¿Deseáis bien saber
cómo esto lo sabremos?
Oro, mirra e incienso a él le ofreceremos:
si fuere de la tierra rey, el oro querrá;
si fuere hombre mortal, la mirra tomará;
y si rey celestial, de esto se dejará:
elegirá el incienso, que digno de él será

[Gaspar y Melchor]

andemos i asi lo fagamos.

Marchemos ya, y así lo hagamos.

En su romería a Belén, encuentran el castillo de Herodes, rey de Judea, quien les pregunta sus nombres y sus propósitos:

[Gaspar a Herodes]

salue te el criador, dios te curie de mal:
un poco te dizeremos, non te queremos al;
dios te de longa uita i te curie de mal;
imos in romeria aquel rei adorar
que es nacido in tirra,
nol podemos fallar.

Guárdete el Creador, Dios te libre de mal:
Te entretendremos poco, un instante no más.
Dios te dé larga vida y te libre del mal;
vamos en romería, para un rey adorar,
que ha nacido en la tierra…
No lográmosle hallar.

[Herodes]

¿que decides, o ides?
¿a quin ides buscar?
¿de qual terra uenides,
o queredes andar?
decid me uostros nombres,
nom los querades celar.

¿Qué decís? ¿Dónde vais?
¿A quién vais a buscar?
¿De qué tierra venís?
¿Dónde intentáis llegar?
Decidme vuestros nombres,
no los queráis celar.

[Gaspar]

a mi dizen Caspar,
est otro Melchior, ad achest Baltasar.
rei, un rei es nacido
que es senior de tirra,
que mandara el seclo
en grant pace sines gera.

Yo me llamo Gaspar,
Éste otro Melchor y aquel es Baltasar.
Rey, un rey ha nacido
que es señor de la tierra,
Que mandará al mundo
con gran paz y sin guerra.

El pérfido Herodes les desea un pronto regreso, con nuevas sobre ese Rey que dicen ha nacido:

pus andad i buscad
i a el adorad
i por aqui tornad.
io ala ire
i adorarlo e.

Pues andad y buscad,
Y a ese rey adorad,
Y por aquí tornad…
Si lo encontráis iré,
Y yo lo adoraré

Cuando los Magos se marchan, Herodes se muestra indignado por la noticia de que exista un rey que podría destronarlo:

¿quin uio numquas tal mal?
¡sobre rei otro tal!
¡aun non so io morto
ni so la terra pusto!
¿rei otro sobre mi?
¡numquas atal non ui!
el seglo ua a caga,
ia non se que me faga.
por uertad no lo creo
ata que io lo ueo.

¿Quién vio nunca tal mal?
¡Sobre un rey otro tal!
Aún no estoy yo muerto
Ni bajo tierra puesto.
¿Otro rey sobre mí?
¡Nunca tal cosa vi!
El mundo va hacia atrás;
No sé qué me haga ya.
Juro que no lo crea
Hasta que no lo vea.

Y pide a su mayordomo:

id me por mios abades
i por mios podestades
i por mios scribanos
i por meos gramaticos
i por mios streleros
i por mios retoricos;
dezir man la uertad, si iace in escripto,
o si lo saben elos o si lo an sabido.

¡Vete por mis abades
y por mis potestades
y por mis escribanos
y por mis gramáticos,
y por mis estrelleros
y por mis retóricos!
Me dirán la verdad, si está en algún escrito,
O si la saben ellos, o bien si la han sabido.

Dos sabios rabinos se presentan ante el furioso Herodes. Uno finge que nada saben; pero el otro termina confesando que, siendo judíos, no han comprendido las profecías:

[El rabí]

po[r] ueras uo[s] lo digo
que nolo [fallo] escripto.

De veras os afirmo
Que no lo encuentro escrito…

[Otro rabí, al primero]

¡hamihala, cumo eres enartado!
¿por que eres rabi clamado?
non entendes las profecias,
las que nos dixo ieremias.
¡par mi lei, nos somos erados!
¿por que non somos acordados?
¿por que non dezimos uertad?

¡Hamihala,
cómo estás engañado!
¿Por qué eres tú rabí llamado?
No comprendes las profecías,
Las que nos hizo Jeremías.
¡Por mi ley, que estamos errados!
¿Por qué no estamos acordados,
por qué no decimos verdad?

[Rabí primero]

io non la se, par caridad.

Yo no la sé, por caridad…

[Rabí segundo]

por que no la habemos usada,
ni en nostras uocas es falada.

¡Porque en nosotros no es usada,
ni en nuestras bocas es hallada!

[La adaptación de los textos originales al castellano actual (en bastardilla) ha sido realizada por Fernando Lázaro Carreter en su obra Teatro Medieval, Castalia, Valencia, 1958]

View this document on Scribd
Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: